MIP TERMINAL

La regla de oro de todo hombre de negocios es esta: Ponte en el lugar de tu cliente.

Orison Swett Marden